Ejemplos de superación olímpica

6 de abril de 2012



    “Corro sin ver más que la pista despejada delante de mí. No sé cuántas corredoras hay delante o detrás. El grupo de competidoras es un ser multicolor. Siento la suave curva que indica el inicio de los últimos 200 metros y el sprint final. Estoy compitiendo contra personas individuales pero ¿quiénes son? ¡qué más da! Saber sus nombres no me ayudará a ganarles”

(Marla Runyan, atleta)       


George Eyser

    1- George Eyser

Este gimnasta nacido en Alemania en 1870 aunque residente en EEUU desde los 14 años, tuvo una destacada participación en los Juegos de St. Louis 1904, ganando tres medallas de oro, dos de plata y una de bronce.

Durante su juventud un tren paso por encima de su pierna izquierda, que tuvo que ser amputada. Fue sustituida por una de madera, y con ella llego a ser un gran deportista. Durante 104 años, hasta Beijing 2008, Eyser fue la única persona con una pierna artificial en competir en unos Juegos Olímpicos.


Natalie du Toit

    2- Natalie du Toit

La nadadora sudafricana Natalie du Toit perdió su pierna izquierda en un accidente de tráfico. En los Juegos de Beijing 2008 participó en la prueba de 10 km de natación en aguas abiertas, terminando en el puesto 16 de 25 competidoras.


Natalia Partyka

    3- Natalia Partyka

Además de Natalie du Toit, otra deportista con discapacidad participó en Beijing 2008. A pesar de faltarle el brazo derecho, la polaca Natalia Partyka compitió en tenis de mesa, algo sin precedentes. Partyka ha partipado además en tres Juegos Paralímpicos, ganando dos medallas de oro y dos de plata.


Karoly Takacs

    4- Károly Takács

A finales de los años 30, este militar del ejército húngaro era uno de los mejores especialistas del mundo en Tiro Rápido con Pistola. En 1938 una granada defectuosa le explotó en su mano derecha, quedándole inservible. Tras un tiempo en el hospital, tomo la determinación de aprender a tirar con su mano izquierda. Horas y horas de entrenamiento en solitario darían sus frutos.

Cuando los Juegos volvieron a celebrarse tras la guerra, en Londres '48, allí estaba Karoly Takacs, a sus 38 años de edad, para dar una lección al mundo, ganando la medalla de oro ante unos rivales incrédulos que le habían dado por retirado tras conocer su accidente. Cuatro años más tarde volvería a ganar la misma prueba en Helsinki '52


Ildiko Rejto

    5- Ildikó Retjö

Comezó a practicar la esgrima con 15 años y llegó a convertirse en una de las mejores floretistas de siempre. Ildikó Retjö era sordomuda, y al principio sus entrenadores, que no conocían la lengua de signos, debían transmitirle las instrucciones por escrito entre cada combate o sesión de entrenamiento.

Pese a las dificultades, en 1958 se proclamó campeona húngara, y participó en sus primeros Juegos Olímpicos en Roma '60, consiguiendo la medalla de plata en la competición por equipos. Su mayor éxito llegaría en los siguientes Juegos de Tokio '64, donde conquistó la medalla de oro tanto individual como por equipos. Rejto participó en otros tres Juegos Olímpicos, conquistando otras cuatro medallas para completar un total de siete, que la convierten en una de las mejores tiradoras de siempre.


Jim Abbott

    6- Jim Abbott

Haber nacido sin la mano derecha no impidio a Jim Abbott desarrollar una brillante carrera como pitcher en las grandes ligas de béisbol. Como jugador amateur ganó una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 y recibió el Premio James E. Sullivan de 1987. Tras hacerse profesional jugó durante 10 años en equipos como los California Angels o los New York Yankees.


Olivér Halassy

    7- Olivér Halassy

Nacido en Budapest en 1909, Oliver Halasy perdió su pie izquierdo en un accidente de coche. Eso no le impediría convertirse en uno de los mejores jugadores de waterpolo de su época, ganando con la selección húngara la medalla de oro en los Juegos de Los Angeles '32 y Berlín '36, y la de plata en Amsterdam '28. Además era un excelente nadador que llegó a ser campeón europeo de 1.500 metros en 1931





Neroli Fairhall

    8- Neroli Fairhall

En Los Angeles '84 esta neozelandesa nacida en Christchurch se convirtió en la primera deportista parapléjica en competir en unos Juegos Olímpicos, quedando 35ª en la prueba individual de tiro con arco.

Dos años antes había ganado una medalla de oro en los Juegos de la Commonwealth en Brisbane. A lo largo de su carrera ganó numerosas competiciones enfrentándose tanto a deportistas con discapacidad como sin ella.


Paola Fantato

    9- Paola Fantato

Nacida en Verona en 1959, a los ocho años se vio afectada por la poliomelitis, obligándole a utilizar desde entonces una silla de ruedas. A mediados de los ochenta comenzó a practicar tiro con arco, participando en sus primeros Juegos Paralímpicos en Seúl '88. Desde entonces participó en otras cuatro ediciones, ganando cinco medallas de oro.

No obstante su mayor notoriedad la alcanzo en 1996 cuando participó en los Juegos Olímpicos de Atlanta, convirtiéndose en la segunda atleta en silla de ruedas en participar en una competición olímpica tras Neroli Fairhall.


Marla Runyan

    10- Marla Runyan

Nacida en California en 1969, Marla Runyan tambien participó en los Juegos Olímpicos y en los Paralímpicos. Esta atleta casi ciega destacó en las Paralimpiadas de Barcelona '92 y Atlanta '96.

Por fin, en Sydney 2000 se convertiría en la primera atleta legalmente ciega en participar en unos Juegos Olímpicos, clasificándose para la final de los 1.500 metros. En Atenas 2004 repitió participación, esta vez en los 5.000 metros. En 2006 ganaría incluso una maratón.


Pyambuugiin Tuul

    11- Pyambuugiin Tuul

En Barcelona '92, Pyambuugiin Tuul fue el único representante de Mongolia en la prueba más exigente del atletismo: la maratón. Nacido en Ulan Bator en 1959, Tuul trabajaba en una obra cuando una explosión le dejó ciego. Tras dos operaciones fallidas no tenía esperanza de volver a ver.

Todo cambió en 1990, cuando un club de atletismo de Nueva York, le invitó a participar en la celebre Maratón de su ciudad. Ayudado por un guía, Tuul terminó la carrera en poco más de cinco horas. Además, el club gestionó para él un trasplante de córnea en enero de 1991, lo que le permitió ver por primera vez los rostros de sus hijas de seis y ocho años.

En Barcelona '92 Tuul fue el último corredor en completar el maratón olímpico, con un tiempo de 4 horas y 44 segundos. Terminó fuera del estadio, lejos de los focos y las cámaras, mientras en el interior la multitud rugía en la ceremonia de clausura.


Murray Halberg

    12- Murray Halberg

Nacido en 1933, el neozelandés Murray Halberg fue uno de los mejores atletas de su generación, participando en tres Juegos Olímpicos y siendo el primer corredor de su país en correr una milla en menos de cuatro minutos.

El mayor éxito de su carrera llegaría en los Juegos de Roma '60 con la medalla de oro en los 5.000 metros. Su hazaña tiene un mérito increíble, ya que con 17 años una grave lesión jugando al rugby le dejó el brazo izquierdo inmóvil para siempre.


Harold Connolly

    13- Harold Connolly

Nacido en 1931 en Massachusetts, Harold Connolly fue un lanzador de martillo que ganó la medalla de oro en los Juegos de Melbourne '56 y que batió seis veces el récord mundial.

Durante el parto Connolly habia sufrido graves daños en su brazo izquierdo, el cual quedó debilitado y no se desarrolló normalmente, siendo mucho más corto que el otro y propenso a las fracturas. Precisamente Connolly había empezado a practicar lanzamiento de martillo como una forma de fortalecer su brazo mientras jugaba al fútbol en la Universidad.

Segun informó el New York Times, cuando ganó la medalla de oro, los fotógrafos le pidieron que levantara los brazos en señal de triunfo. Connolly apenas levantó su brazo derecho.


Read more...

¡¡GANÓ PERÚ, OLLANTA PRESIDENTE!!

6 de junio de 2011




El candidato socialista Ollanta Humala ha ganado las elecciones presidenciales de Perú con una ventaja de entre dos y tres puntos sobre la otra candidata, cuyo nombre y sobre todo su apellido es mejor olvidar, representante de un triste periodo en la historia del país. Es tiempo de mirar al futuro.

Humala anunció que formará "un Gobierno de concertación nacional representativo de las fuerzas democráticas y abierto a la sociedad civil". El virtual presidente proclamó que su tarea principal será "consolidar el crecimiento económico que será el gran motor de la inclusión social que anhelan los peruanos y que es el mandato de las urnas"

Pero Humala dejó claro que "gobernar no es tema de una sola persona", por lo que se comprometió a convocar "a los mejores cuadros técnicos, independientes, intelectuales, para poder hacer un Gobierno de concertación, un Gobierno de ancha base, donde ninguno se siente excluido y todos representados"

Read more...

Nikolai Andrianov, gloria del deporte soviético (1952-2011)

22 de marzo de 2011


Nikolai Andrianov

всегда будет с нами!



Lloramos la pérdida de Nikolai Andrianov, uno de los más grandes deportistas de todos los tiempos y el hombre que puso fin en los años setenta al dominio japonés en la gimnasia masculina.

Participó en tres ediciones de los Juegos Olímpicos (Munich '72, Montreal '76 y Moscú '80) en los que ganó nada menos que 15 medallas, de ellas 7 de oro, convirtiéndose en el deportista masculino más laureado de la historia hasta ese momento, sólo superado por la gimnasta Larissa Latynina, tambien soviética, con 18. A esto se suman 12 medallas en campeonatos mundiales (4 de oro) y otras 18 en europeos (10 de oro)

Nikolai Yefimovich Andrianov había nacido el 14 de octubre de 1952 en Vladimir, ciudad situada a unos 200 kms de Moscú. Tuvo una infancia difícil, pues su padre abandonó a la familia cuando Nikolai y sus tres hermanos eran pequeños. Era un chico rebelde y solia meterse en problemas con sus amigos y profesores.

Todo esto cambió a los 11 años, cuando entró en la escuela deportiva para niños de Vladimir y comenzó a entrenar con Nikolai Tolkachev, uno de los mejores entrenadores de la URSS y que pronto se dio cuenta del inmenso talento del jóven "Kolasha" para la gimnasia. Tolkachev le acogió en su casa y se convirtió en una especie de padre para él.


Nikolai Andrianov

En 1969 logro el triunfo en la Espartakiada Junior celebrada en Erevan (Armenia) Al años siguiente ya formaba parte del equipo nacional absoluto y acudió como suplente a los mundiales de Ljubljana. Su primera competición internacional fueron los campeonatos europeos de Madrid '71, donde ya dio muestras de su enorme clase y proyección ganando seis medallas, dos de ellas de oro (salto y caballo con arcos) De este modo se hizo un nombre destacado en el panorama internacional.

En los Juegos Olímpicos de Munich '72 era el miembro más joven del equipo soviético, con 19 años. Aun así fue más destacado, por encima de los experimentados Viktor Klimenko y Mikhail Voronin. En esos juegos, como venía ocurriendo desde hacía más de una década, el dominio correspondió a los japoneses liderados por el gran Sawao Kato, que ganaron por equipos y coparon el podio en la competición individual. Andrianov fue plata por equipos y cuarto en individual, pero ganó la medalla de oro en la final de suelo, además del bronce en salto.


Nikolai Andrianov

Sus tres medallas en Munich unidas a su gran juventud, hicieron que se convirtiera en la gran esperanza de su país para recuperar la hegemonia perdida tiempo atras a manos de los japoneses. En los europeos de Grenoble '73 alcanzó cinco medallas, incluyendo el oro en suelo y salto, mientras en individual sólo fue superado por su compatriota Viktor Klimenko.

En los mundiales de Varna '74 fue medalla de plata individual, tras el japonés Shigeru Kasamatsu, pero ganó el oro en anillas, además de cinco medallas de plata (individual, equipos, caballo con arcos, paralelas y barra fija)

En 1975 sería la gran estrella en los europeos de Berna, donde ganó nada menos que seis medallas de oro y una de plata. Ese mismo año contrajo matrimonio con la también gimnasta Lyubov Burda, campeona olímpica por equipos en Mexico '68 y Munich '72 y que se había retirado recientemente. Andrianov y Burda tendrían dos hijos: Sergei y Dmitri


Montreal 1976 - Nikolai Andrianov
Nikolai Andrianov en Montreal 1976


Montreal 1976 - Sawao Kato, Nikolai Andrianov y  Mitsuo Tsukahara
Montreal 1976 - Medallistas en la competición individual
Sawao Kato (plata), Nikolai Andrianov (oro) y Mitsuo Tsukahara (bronce)


Montreal 1976 - Nikolai Andrianov
Cuatro medallas de oro en Montreal 1976



El matrimonio no apartó a Andrianov de su ambición competitiva, y sus mayores éxitos estaban por llegar. En Montreal '76 de nuevo japoneses y soviéticos lucharían por la hegemonia de este deporte, si bien en estos Juegos la gimnasia masculina fue eclipsada por la femenina, con todo el mundo rendido a la insultante perfección de Nadia Comaneci.

Por equipos volvió a ganar Japón, pero en la competición individual Andrianov pudo con Kato y Tsukahara, un triunfo histórico que recuperaba para la URSS el oro más preciado. Andrianov se convertía así en el digno sucesor de Boris Shakhlin, último campeón soviético en Roma '60


Nikolai Andrianov y Lyubov Burda
Nikolai Andrianov y Lyubov Burda


Nikolai Andrianov  - Estrasburgo 1978
Nikolai Andrianov en los mundiales de Estrasburgo 1978



Por si fuera poco, en las finales por aparatos Andrianov confirmó su condición de mejor gimnasta del mundo alzándose con tres medallas de oro (suelo, anillas y salto). De este modo era el primer gimnasta en ganar cuatro medallas de oro en unos mismos juegos, récord no superado hasta Barcelona '92 cuando Vitaly Scherbo conquitó seis oros en el Palau Sant Jordi.

Dos años más tarde, en los mundiales de Estrasbrugo '78 consiguió por fin el titulo mundial individual, completando la triple corona (olímpica, mundial y europea) que le consagraba como uno de los grandes de todos los tiempos. En esos mundiales revalidó ademas el oro en anillas y sumó otras tres medallas de plata (equipos, salto y paralelas)


Moscú 1980 - Nikolai Andrianov
Moscú 1980 - Nikolai Andrianov haciendo el juramento olímpico


Moscú 1980 - Stoyan Deltchev, Alexander Dityatin y Nikolai Andrianov
Moscú 1980 - Medallistas en la competición individual
Stoyan Deltchev (bronce), Alexander Dityatin (oro) y Nikolai Andrianov (plata)



Su despedida de la gimnasia serían los Juegos Olímpicos de Moscú '80, un final de ensueño en su propia casa y ante su público. En la ceremonia inagural Andrianov fue elegido para pronunciar el juramento de los atletas, uno de los maximo honores que puede recibir un deportista.

Ya en el plano deportivo, el equipo soviético, donde destacaban otros nombres míticos de la gimnasia como Alexander Dityatin y Alexander Tkachev no dio opción a sus rivales. Ganaron el oro por equipos con una superioridad apabullante e hicieron doblete en la final individal, con oro para Dityatin y plata para Andrianov. En las finales por aparatos Andrianov sumaría otras tres medallas (oro en salto, plata en suelo y bronce en barra fija)

De este modo competó su magnífico total de 15 medallas olímpicas en tres ediciones de los Juegos, un récord en cayegoría masculina que no sería superado hasta los pasados Juegos de Beijing 2008, cuando el nadador estadounidense Michael Phelps alcanzo las 16

En la actualidad Andrianov sigue siendo el tercer deportista más laureado de la historia olìmpica, tras Latynina y Phelps.

Entre sus triunfos menores, destacan sus victorias en las Copas del Mundo de Londres '75 y Oviedo '77, esta ulima compartida con su compatriota Vladimir Markelov. Tambien brilló en la Universiada de Moscu '73 con cinco medallas de oro.


Nikolai Andrianov con su familia
Nikolai Andrianov con su esposa e hijos en 1988



Nikolai Andrianov se retiró de la gimnasia tras los Juegos de Moscú, cuando contaba 27 años y ya lo había ganado todo como deportista. Posteriormente se hizo entrenador, ayudando en la preparación de gimnastas tan destacados como Vladimir Artemov, Alexei Nemov o Dmitri Vassilenko, todos campeones olímpicos.

Tras el colapso de la URSS se marchó a Japón, donde entrenó al equipo olímpico entre 1994 y 2002. Curiosamente uno de sus pupilos más destacados fue Naoya Tsukahara, hijo de su antigüo rival y buen amigo Mitsuo Tsukahara, y que llegó a ser subcampeón mundial en 1999


Nikolai Andrianov

En 2001 fue incluido en el Salón de la Fama Internacional de la Gimnasia.

Hace algún tiempo le fue diagnosticada una enfermedad neurológica degenerativa, que le fue provocando cada vez mayores dificultades para moverse. En los últimos meses ni siquiera podía hablar y finalmente falleció ayer a la edad de 58 años en su casa de Vladimir. Enviamos un cálido abrazo a su familia y amigos en esta hora triste, al tiempo que recordamos con emoción las brillantes gestas de este coloso deportivo.


Read more...

Un cariñoso recuerdo para Betty Garrett (1919-2011)

19 de febrero de 2011


Betty Garrett y Larry Parks

-Fuente: El País- Hasta el último momento estuvo en activo y días antes de su muerte seguía impartiendo clases de comedia musical en un pequeño teatro de Los Ángeles. La actriz Betty Garrett moría el pasado sábado en la ciudad del cine a los 91 años víctima de un aneurisma de aorta. Atrás quedaba una vida dedicada a la pequeña y gran pantalla, donde en dos ocasiones fue novia de Frank Sinatra.


Betty Garrett



Betty Garrett nació en 1919 en Saint Joseph, Missouri. Su padre, vendedor ambulante, murió víctima del alcoholismo cuando Betty tenía dos años. Su madre vio un potencial en la pequeña -gran bailarina y con dotes para la interpretación- y se trasladaron a Nueva York, donde la joven obtuvo una beca en el prestigioso Neighborhood Playhouse a los 17 años.


Un día en Nueva York (1949)
Reparto de Un día en Nueva York (1949), de izquierda a derecha Betty Garrett,
Frank Sinatra, Ann Miller, Jules Munshin, Vera-Ellen y Gene Kelly



En 1949 apareció junto a Sinatra en los musicales Take Me Out to the Ballgame y sobre todo Un día en Nueva York, donde interpretaba dos canciones con él: Come Up to My Place y You're Awful.

Ese mismo año también intervino en La hija de Neptuno, donde cantaba junto a Red Skelton la oscarizada canción Baby, It's Cold Outside, que aquí podeis ver:




Betty Garrett y Larry Parks
Betty Garrett con su marido Larry Parks en 1955


Betty Garrett y sus hijos
Betty Garrett con sus hijos Larry y Andy en 1954



Su carrera en la meca del cine fue corta, en gran parte debido a la caza de brujas ejercida por el senador republicano Joseph McCarthy, que en 1951 obligó a testificar al esposo de Garrett, el también actor Larry Parks, ante el Comité de Actividades Antiestadounidenses por su afiliación al Partido Comunista. "Fue un periodo muy triste y oscuro", dijo Garrett en 1998. "Destrozó muchas vidas y arruinó la carrera de mi marido". Garrett tuvo una breve militancia en el comunismo, pero nunca fue llamada a testimoniar, quizá "porque estaba embarazada de nueve meses de mi segundo hijo y no hubiera quedado bien como testigo", declaró la actriz hace unos años a la prensa.


Betty Garrett en el estreno de Spoon River Anthology (1963)
Betty Garrett en 1963 tras el estreno de Spoon River Anthology en el Booth Theater de Nueva York. Junto a ella está el director Charles Aidman y la viuda de Edgar Lee Masters, autor de la obra



Cantante, bailarina y actriz, Garrett mantuvo una agenda de trabajo apretada en el teatro y la televisión pero alejada del cine, ya que Metro Goldwyn Mayer la colocó en su lista negra tras el testimonio de su esposo. En el año 2003, Garrett era nominada a un premio Emmy por su participación en la serie Becker, protagonizada por Ted Danson. Sus papeles televisivos en All in the Family y Laverne & Shirley le concedieron la fama que le fue arrebatada en la gran pantalla. Cuando le preguntaron en 1998 si sentía resentimiento por lo que sucedió en el macartismo, la actriz declaró: "No está en mi forma de ser. Lo que siento es una gran pena. Creo que los dos estábamos a punto de convertirnos en grandes estrellas, sobre todo él. Y de repente todo se derrumbó"


Betty Garrett


Escuchando Defenders of Gaia, Rhapsody of Fire

Read more...

El inolvidable Steve McQueen

7 de noviembre de 2010


Steve McQueen en Bullitt (1968)

Hoy se cumplen 30 años de la muerte de uno de los iconos más populares del cine moderno: Steve McQueen.

Tenía solo 50 años, y fue víctima de un cáncer de pulmón. Fumaba mucho.

Steve McQueen se inició en el cine con un breve papel en Marcado por el odio (1956) de Robert Wise, y su primer papel protagonista fue la cinta de ciencia ficción de bajo presupuesto The Blob (1958), que hoy es una verdadera cult-movie y que fue remakeada en 1988 con Kevin Dillon de protagonista.





Pero la película que elevó a Steve McQueen al estrellato fue Los siete magníficos (1960), que adaptaba el argumento de Los siete samurais de Kurosawa al western. A partir de ahí siguió subiendo, y entre sus películas más importantes están La gran evasión (1963), un película realmente divertida sobre la fuga de un campo de prisioneros nazi; Nevada Smith (1966), otro buen western dirigido por Henry Hathaway; El Yang-Tse en llamas (1966), película de aventuras que criticaba el colonialismo de Estados Unidos en Asia; Bullit (1969), policiaco innovador cuyas famosas persecuciones hicieron escuela; El caso de Thomas Crown (1968), sobre un ladrón de guante blanco y objeto de remake hace pocos años; La Huida (1972), una de las mejores películas de Sam Peckimpah y donde compartio protagonismo con su mujer en la vida real, Ali McGraw; Papillon (1973) junto a Dustin Hoffman, sobre una fuga carcelaria de la Isla del Diablo; El coloso en llamas (1974), quiza la pelicula de catastrofes más famosa de los años 70. En su última película, The Hunter (1980), titulada en España Cazador a sueldo, interpreta a un moderno cazarrecompensas.

Steve McQueen decía "Tengo una pasión: el mundo del motor. Y dos grandes aficiones: los coches y las motos". A los 25 años de su muerte, Steve McQueen sigue marcando estilo, y su imagen sigue siendo utilizada incluso por la publicidad, prueba de que sigue siendo símbolo de una generación y de una forma libre de entender la vida que nunca ha pasado ni pasará de moda.


La famosa persecución de Bullitt (1968)





Anuncio publicitario Ford Mustang 2005 (una joyita)





Enlaces:

  • www.mcqueenonline.com
  • www.stevemcqueen.org.uk


    Read more...
  • Richard Brooks, un cineasta con estilo propio

    1 de septiembre de 2010


    Richard Brooks (1912-1992)

    Periodista, novelista, marine, colaborador de Orson Welles en la radio, Richard Brooks fue un todoterreno con una pasión constante por la narración en cualquiera de sus formas. Pocos lo saben, pero comenzó su carrera como guionista de los epics de Maria Montez: aventuras de ensueño en technicolor como La salvaje blanca (1943) o La reina de Cobra (1944). De la fantasía exótica pasó a escribir o adaptar violentas tramas de cine negro, como Brute Force (1947) de Jules Dassin o Cayo Largo (1948) de John Huston. Gracias al apoyo de Cary Grant, debutó como director en Crisis (1950), un thriller médico.


    Cary Grant y Paula Raymond en Crisis (1950)
    Cary Grant y Paula Raymond en Crisis (1950)


    Humphrey Bogart y Roy Silvers en Deadline USA (1952)
    Humphrey Bogart y Roy Silvers en Deadline USA (1952)


    Humphrey Bogart, June Allyson y Perry Sheehan en Campo de batalla (1953)
    Humphrey Bogart, June Allyson y Perry Sheehan en Campo de batalla (1953)



    Tras la notable Deadline USA (1952), su personal homenaje al mundo del periodismo con Humphrey Bogart como director de diario enfrentado por igual a la mafia y a los poderes públicos, Richard Brooks repitió con Bogart en Campo de batalla (1953), película que muchos han querido ver como un antecedente de M.A.S.H. de Robert Altman. Ese mismo año estrenaría Hombres de infantería, donde rendía tributo a sus años de marine en una crónica realista sobre la instrucción de los futuros soldados a manos del consabido sargento de hierro (Richard Widmark) contrapuntado por otro sargento de corazón de oro (Karl Malden)

    En 1954 da una nueva muestra de su versatilidad adaptando a Scott Fitzgerald en La última vez que vi París, basada en "Babilonia Revisitada". La acción, que arranca en los días de la liberación de París, narra los anhelos y fracasos de un periodista americano aspirante a escritor, interpretado por Van Johnson, y su historia de amor con una bellísima y sufriente Elizabeth Taylor. No faltan los tópicos de americanos en París, pero el conjunto desprende una poderosa melancolía.


    Karl Malden, Richard Widmark y Elaine Stewart en Hombres de infantería (1953)
    Karl Malden, Richard Widmark y Elaine Stewart en Hombres de infantería (1953)


    Elizabeth Taylor y Roger Moore en La última vez que vi París (1954)
    Elizabeth Taylor y Roger Moore en La última vez que vi París (1954)


    Glenn Ford y Sidney Poitier en Semilla de maldad (1955)
    Glenn Ford y Sidney Poitier en Semilla de maldad (1955)



    En cualquier caso, a Brooks la fama le llegaría en 1955 con Semilla de maldad, acercamiento entre realista y moralista a la delincuencia juvenil en las aulas de los barrios pobres de Nueva York, con Glenn Ford en el rol de un padre Flanagan laico, y que pasaría a la historia por incluir en sus créditos el primer himno oficial del rock & roll: el contagioso Rock around the clock, de Bill Halley y sus cometas. La película conoció un enorme e inesperado éxito, y dio a su director el crédito suficiente para aspirar a mayores empresas.


    Robert Taylor y Debra Paget en La última cacería (1956)
    Robert Taylor y Debra Paget en La última cacería (1956)


    Sangre sobre la Tierra (1957)
    Cartel de Sangre sobre la Tierra (1957)


    Los hermanos Karamazov (1958)
    Escena de Los hermanos Karamazov (1958)



    En 1956 incursionó por primera vez en el western con La última cacería, sobre la caza de bisontes en las praderas norteamericanas. Aunque no muy valorado en su tiempo, representa un film pionero por sus preocupaciones ecologistas, anticipando asimismo la deriva crepuscular del género.

    Posteriormente retomaría su línea de adaptaciones literarias con tres producciones de muy diverso signo. La primera es Sangre sobre la tierra (1957), un ejercicio de tolerancia de corte liberal, un tanto insuficiente pero insólito para la época, sobre un tema tan espinoso como la revuelta de los Mau-mau contra los colonos blancos en Kenia. Rodada en blanco y negro, con localizaciones de estudio, la película está menos atenta a su potencial dramático que a la insistencia en su mensaje integrador, simbolizado en la escena final con el colono Rock Hudson cargando a sus espaldas a un herido Sidney Poitier.

    De 1958 es Los hermanos Karamazov, una adaptación con pretensiones de totalidad de la novela de Dostoievski, pero que debería haberse llamado "el hermano Karamazov", por centrarse casi exclusivamente en el personaje de Dmitri (Yul Brynner)


    La gata sobre el tejado de zinc (1958)

    Paul Newman y Elizabeth Taylor en La gata sobre el tejado de zinc (1958)
    Paul Newman y Elizabeth Taylor en La gata sobre el tejado de zinc (1958)



    También en 1958 llevaría a cabo su primera y más famosa adaptación de Tennessee Williams con La gata sobre el tejado de zinc, película considerada fuerte para su época hasta el punto de que el director se vio obligado a convertir la homosexualidad del protagonista masculino (Paul Newman) en parálisis emocional. Centrada en los conflictos de un matrimonio sureño en el que la mujer (de nuevo, una bellísima y salvaje Elizabeth Taylor) reclama, sin éxito, las atenciones de un marido apático, contó también con la participación de Burl Ives, que había estrenado la obra en Broadway, en el personaje de Big Daddy, el viejo padre de Paul Newman, todopoderoso amo de una plantación infinita, enfermo de cáncer.


    Burt Lancaster y Jean Simmons en Elmer Gantry (1960)
    Burt Lancaster y Jean Simmons en Elmer Gantry (1960)


    Paul Newman y Geraldine Page en Dulce pájaro de juventud (1962)
    Paul Newman y Geraldine Page en Dulce pájaro de juventud (1962)



    Comenzó la decada de los sesenta con El fuego y la palabra, una brillante y polémica adaptación de la novela "Elmer Gantry" del nobelizado escritor Sinclair Lewis, sobre un predicador evangélico (inmenso Burt Lancaster) que utiliza la religión para su propio beneficio. Durante el rodaje de esta película Richard Brooks comenzó su relación con Jean Simmons, con la que se casaría el 1 de noviembre de 1960. El matrimonio duró diecisiete años y tuvieron un hijo.

    Tennessee Williams habría quedado muy satisfecho con su dirección de actores en La gata..., así que no hubo el menor problema para que llevase a la pantalla otro de sus melodramas más famosos, Dulce pájaro de juventud (1962), con el mismo reparto de Broadway: de nuevo Newman acompañado por Geraldine Page. Dulce pájaro... narraba la relación entre un jóven aspirante a actor que volvía a su pueblo natal en compañía de su protectora, una diva en crisis, alcoholizada y olvidada. También aquí los aspectos más controvertidos del texto original fueron suavizados.


    Peter O'Toole en Lord Jim (1965)
    Peter O'Toole en Lord Jim (1965)


    Burt Lancaster y Claudia Cardinale en Los Profesionales (1966)
    Burt Lancaster y Claudia Cardinale en Los Profesionales (1966)


    Robert Blake y Scott Wilson en A sangre fría (1967)
    Robert Blake y Scott Wilson en A sangre fría (1967)



    Etiquetado como gran adaptador, siguió en esa línea con Lord Jim (1965), sobre la famosa novela de Joseph Conrad y con Peter O'Toole de protagonista, un proyecto muy anhelado por Brooks y al que dedicó tres años de trabajo. Lord Jim es un magnífico film de aventuras que no sacrifica un apice la complejidad psicológica de los personajes, y todo a pesar de un azaroso rodaje que les llevó por Camboya, Hong-Kong y Malasia.

    Continuaría su carrera con Los profesionales (1966), un gran western basado en un libro de Frank O'Rourke y ambientado durante la Revolución Mexicana, con un lujoso reparto donde estaban Lee Marvin, Burt Lancaster, Claudia Cardinale o Robert Ryan.

    Pero el momento culminante llegaría con la modélica versión fílmica de A sangre fría (1967), la obra maestra de Truman Capote. Rodada en blanco y negro, con actores poco conocidos y en los escenarios naturales donde transcurrieron los hechos, Brooks nos ofrece un trabajo sobrio, cuidando al máximo todos los detalles y siendo absolutamente fiel al texto original. Probablemente se trata de la mejor película de su carrera.


    Con los ojos cerrados (1969)
    Cartel de Con los ojos cerrados (1969)


    Goldie Hawn en Dólares (1971)
    Goldie Hawn en Dólares (1971)


    Muerde la bala (1975)
    Cartel de Muerde la bala (1975)



    Con Jean Simmons de protagonista, en 1969 estrena Con los ojos cerrados, sensible relato de una crisis matrimonial con tintes autobiográficos. De 1971 es Dólares, thriller cínico y bastante divertido sobre las andanzas de un pareja de atracadores formada por Warren Beatty y Goldie Hawn. En 1975 volvería con Muerde la bala (1975), un western áspero, violento y realista con Gene Hackman y Candice Bergen.

    Para acabar la década de los setenta, dirigió Buscando al Sr. Goodbar (1977), adaptación de un bestseller de Judith Rossner, con Diane Keaton de protagonista y que supuso el debut en el cine de Richard Gere. Tachada apresuradamente de moralista (la chica, tras haberse entregado a todo tipo de vicios, muere asesinada por un maníaco) constituye un relato lúcido y penetrante sobre la vida erótica en las grandes ciudades.


    Richard Gere y Diane Keaton en Buscando al Sr. Goodbar (1977)
    Richard Gere y Diane Keaton en Buscando al Sr. Goodbar (1977)


    Objetivo Mortal (1982)
    Cartel de Objetivo Mortal (1982)


    Juego sucio en Las Vegas (1985)
    Cartel de Juego sucio en Las Vegas (1985)



    Tras la disparatada farsa política Objetivo mortal (1982) que pasó sin pena ni gloria, Brooks se despidió del cine con Juego sucio en Las Vegas (1985), una estimable aproximación al mundo de los adictos al juego, que mereció mejor suerte. El desastre en taquilla de sus dos últimas películas, de las que también era productor, le supusieron una debacle económica de la que no se recuperó.

    Richard Brooks murió el 11 de marzo de 1992 de un ataque cardíaco, en su casa de Beverly Hills.


    Read more...
    Web Analytics