John Dillinger, el enemigo público más buscado

22 de julio de 2006


John Dillinger (1903-1934)

Un día como hoy de 1934 fue asesinado en Chicago por agentes del FBI el ladrón de bancos más famoso de la historia: John Dillinger (n. en 1903 en Indianápolis). Dillinger fue el Enemigo Público Nº 1

Ese día salía de un cine situado en Lincoln Park donde acababa de ver la película Manhattan Melodrama de W.S. Van Dyke, junto a su amiga Polly Hamilton y la proxeneta de origen rumano Ana Cumpanas, que ha pasado a la historia como La mujer de rojo y que fue quien le delató (aunque eso no le evitaría ser deportada a su país en 1936). Varios agentes le esperaban apostados y le dispararon varias veces hasta matarle.


Ana Cumpanas, La mujer de rojo
Ana Cumpanas



La banda de John Dillinger fue muy popular durante la época de la Gran Depresión en Estados Unidos, y tenía muchísimos admiradores que le veían como un ejemplo de valor y determinación para enfrentarse a un sistema injusto y corrupto, al igual que otros famosos ladrones de bancos como Bonnie & Clyde, Ma Baker, etc

En esta época de crisis eran habituales las quiebras en muchos bancos, que se llevaban así los ahorros de la gente honrada y trabajadora. Por eso los ladrones de bancos eran vistos con simpatía por buena parte de la población más humilde, ya que se limitaban a quitarle el dinero a entidades que robaban a manos llenas con total impunidad y apoyadas por el gobierno.

Dillinger ganó toda su fama en su último año de vida. Pese a su juventud había estado en carcel nueve años, entre 1926 y mayo de 1933 por varios delitos. Precisamente en la carcel aprendio a robar bancos gracias a las lecciones de "expertos" como Harry Pierpont, a quien conoció allí.

Pero cuando salió en libertad condicional en mayo de 1933 su carrera fue meteórica. De entrada organizó la fuga en masa de sus antiguos compañeros de celda, junto a los cuales, armados con ametralladoras y chalecos antibalas, empezaron a recorrer el Medio Oeste asaltando banco tras banco, con un profesionalismo que hasta sus enemigos reconocieron. Dillinger era el jefe y la suerte lo ayudó durante meses: escapó de milagro varias veces de la policía, robó bancos que parecían inexpugnables y se convirtió en uno de los más buscados por el FBI


John Dillinger
El cuerpo sin vida de John Dillinger



Además de los atracos es celebre su fuga de una cárcel de Crown Point en Indiana, pocos meses antes de su muerte. Con una hoja de afeitar diseñó sobre madera una pistola, que oscureció con pomada para lustrar zapatos. Con ella en la mano pasó delante de una docena de guardias. Mientras huía, cantaba: Me dirijo a mi próxima detención...

Ahora que lo pienso, seguramente en esto se inspiró Woody Allen en una delirante secuencia de Toma el dinero y corre: estando en la carcel, "talla" una pastilla de jabón para que parezca una pistola, se intenta fugar con ella apuntandole a los guardias, pero resulta que está lloviendo, y la "pistola" se derrite... Esto ha hecho que mucha gente se confunda y piense que Dillinger hizo una pistola de jabón, pero en realidad la hizo de madera.


Dillinger (1973)




Las hazañas de Dillinger han sido llevadas al cine en muchas ocasiones. Quizá la mejor película sobre Dillinger es la que dirigió John Millius en 1973 titulada precisamente Dillinger, con Warren Oates de protagonista, en una película violenta y muy bien realizada. El otro Dillinger famoso es el que dirigió Max Nosseck en 1945 y con Laurence Tierney haciendo de Dilliger. Por cierto Tierney es el viejo que sale en Reservoir Dogs... Luego hay otras películas menos importantes, así como series de televisión, y otras más fantasiosas como Dillinger y Capone, de 1995 y que propone una curiosa variante: en lugar de matar a Dillinger a quien de verdad mató el FBI es a su hermano, con lo que Dillinger se propone comenzar una nueva vida, hasta que Al Capone le recluta para unirse a él...


Dillinger (1945)




En la actualidad el 22 de julio sus seguidores aun celebran el John Dillinger Day, y los miembros de la John Dillinger Died for You Society realizan la última caminata de Dillinger fuera del Biograph Theater de Chicago, mientras un gaitero toca el Amazing Grace...



Escuchando Strawberry Gashes, Jack Off Jill



1 comentarios:

Anónimo,  21 de febrero de 2012, 6:53  

Excelentes detalles! Pero, alguna de estas películas se acercan a la realidad vivida por J.D.?

Publicar un comentario en la entrada

Web Analytics