¡La Madre Patria llama!

1 de julio de 2007


Mamaev Kurgan - Volgogrado

Entre agosto de 1942 y febrero de 1943 la ciudad de Stalingrado, situada al Sur de Rusia y a orillas del Volga, fue testigo de la mayor y más sangrienta batalla de la historia de la humanidad, y seguramente también la más importante. Casi dos millones de personas se dejaron allí la vida. Rusos, alemanes, italianos, húngaros, rumanos, españoles, etc. Seis meses de salvaje combate en las calles, las casas, las fábricas... La ciudad quedó desecha por completo.

El lugar emblemático de la batalla fue la colina de Mamaev Kurgan, desde la que se dominaba la ciudad y que fue objeto de los más encarnizados combates, peleándose palmo a palmo. Este enclave estratético cambió de manos varias veces.

Cuando todo terminó, la tierra empapada de sangre se mezclaba con gran cantidad de metralla: el suelo contenía unas 500 esquirlas de metal por metro cuadrado. La tierra permaneció negra durante el invierno, ya que la nieve se derretía por los incendios y las explosiones.

En la primavera siguiente la colina se mantuvo negra, y ni pasto ni otras plantas crecieron en la tierra quemada. Las pronunciadas laderas se convirtieron en un terreno plano, producto de los bombardeos. Aún hoy los visitantes encuentran de vez en cuando fragmentos de huesos y metal en las laderas.


Mamaev Kurgan - Volgogrado


Batalla de Stalingrado, 1942
Batalla de Stalingrado (1942)



Mamaev Kurgan mantuvo su desgarrador aspecto hasta 1959. Bien podía en ese estado servir de monumento, e incluso se planteó esa idea. Pero finalmente decidieron rehabilitar la zona y construir allí un conjunto monumental que rindiera eterno tributo a los héroes de la Batalla de Stalingrado, el mayor ejemplo de coraje y sacrificio que nunca haya ofrecido pueblo alguno.

El conjunto fue finalmente inagurado en 1967. El Mamaev Kurgan se encuentra coronado por una gran estatua alegórica de la Madre Patria en su cima, diseñada por Yevgeny Vuchetich y cuyo nombre completo es ¡La Madre Patria llama! (Rodina Mat' Zovyot!). Es una impresionante estructura de cemento (a excepción de la espada, que es de acero inoxidable) de 105 metros de altura que domina el paisaje de Volgogrado (nombre actual de Stalingrado). En su día esta escultura se convirtió en la mayor del mundo.

A sus pies se encuentra enterrado el victorioso General de la defensa de la ciudad Vasili Chuikov. Entre los españoles que yacen con él está el teniente Rubén Ruiz Ibárruri, hijo de la Pasionaria. También hay depositadas cápsulas con puñados de tierra de las ciudades héroes de Moscú, Leningrado, Kiev, Odesa, Sebastópol, Kerch, Novorossisk, Tula y la fortaleza de Brest.


Mamaev Kurgan - Volgogrado


Mamaev Kurgan - Sala de las Glorias Militares - Volgogrado

Dentro del complejo se ubica un gran museo sobre la batalla, con varias composiciones esculturales que nos hablan de lo que allí ocurrió. En una de ellas dos soldados soviéticos destruyen la esvástica y la hidra fascista que se retuerce. En otra una enfermera retira del campo de batalla a un soldado a pesar de las balas que silban sobre sus cabezas.

También está la Sala de las Glorias Militares, con 34 banderas arriadas en la que están inscritos los nombres de los que perecieron. En el centro de la sala, sale como de la tierra una mano que sostiene la antorcha con la llama eterna. Es el símbolo de la vida que nos ofrecieron aquellos que marcharon a la muerte y que duermen el sueño de los justos en las fosas comunes de los defensores de Stalingrado.


Mamaev Kurgan - Volgogrado



  • Mamaev, Memorial de las Glorias Militares



    Escuchando Ice Queen, Within Temptation


  • 2 comentarios:

    jorge luis,  1 de julio de 2007, 17:35  

    Em Stalingrado centenas de milhares morreram a defender a vida.
    En hora buena la lucha sigue: me gusta mucho.
    Um abraço amigo.

    http://entublog.com/politika/ 10 de julio de 2007, 10:37  

    Me sorprende una izquierda capaz de admirara las "patrias" ajenas incluso las ficticias e inventadas y no percibir la propia, haciendo gala de un odio y un desprecio a España incomprensible. España es mucho más que sus políticos, pasados, presentes o futuros y encarna una vida comun de millones de personas que están orgullosas de ser quienes son.
    La Pasionaria, en plena Guerra Civil lo vió claro, pero ya era tarde.

    Publicar un comentario

    Web Analytics